Hoy en día, muchos no saben todavía qué es eso a lo que las noticias llaman bolsa de valores, ni mucho menos saben cuál es su función o importancia, es por eso que decidí escribir este artículo. Espero aclarar todas sus dudas y que no sólo se queden con el conocimiento, sino que le puedan sacar provecho a este mercado.

Una de las opciones de financiamiento que puede tener una empresa que quiere expandirse y no cuenta con el dinero para hacerlo es esencialmente la de emitir acciones o emitir deuda en la bolsa de valores. Una acción es parte del capital social de la empresa, por tanto, al crear más acciones y sacarlas al mercado, estarás obteniendo dinero de diferentes personas que compren dichas acciones. Y al emitir deuda en forma de bonos, estás vendiendo tu deuda (pasivos de la empresa) a un precio y un plazo determinado.

Por un lado está la empresa emitiendo acciones o deuda para obtener dinero líquido que podrá invertir en la construcción de una nueva planta, comprar más maquinaria, terreno, etc., para seguir creciendo. Y por el otro lado está el accionista; inversionista que al ser propietario de una acción, espera obtener un rendimiento periódico por dividendos o un rendimiento por  vender dicha acción a un precio más alto. O el tenedor; inversionista que al comprar un bono, espera obtener intereses periódicos  o un rendimiento al final del plazo de dicho bono.

Nota: En próximos artículos me adentraré más en el tema de los bonos y las acciones. Ahorita es solamente un probadita para explicar de la mejor manera el tema de la bolsa.

Mercado

El mercado donde ocurren estás negociaciones es el mercado de valores. Se le llaman valores ya que representan un derecho parcial de propiedad sobre una empresa (acciones) o sobre un título u obligación (bonos).  En este mercado escucharás que se habla mucho de renta fija y de renta variable; a las inversiones en acciones se les denomina de renta variable, debido a la variación cambiante que el inversionista puede percibir por concepto de dividendos; y a las inversiones en deuda se les denominan en renta fija, debido a que las tasas de interés de estos instrumentos se fijan previamente y las variaciones que pudieran ocurrir serían mucho menores que en las acciones.

Funcionamiento

A continuación podrás ver un diagrama donde se explica el funcionamiento de este sistema en México:

bolsa-valores

 

El cliente puede ser el inversionista o la empresa emisora. En ambos casos debes ir con un intermediario bursátil (casa de bolsa) para solicitar una operación. Como inversionista puedes decidir en qué instrumentos invertir tu dinero o puedes darles el dinero para que ellos te lo inviertan a cambio de una comisión y de acuerdo a tu perfil de riesgo. Como empresa emisora debes cumplir con ciertos requisitos, es por eso que pocas y solamente grandes empresas cotizan en bolsa.

Las operaciones se hacen a través de una plataforma en la computadora, y estas se cierran cuando la oferta concuerda con la demanda del instrumento financiero.

Riesgo

Invertir en la bolsa de valores es riesgoso y más si inviertes en acciones y no conoces la empresa en la que estás invirtiendo. En mi opinión, es recomendable invertir en acciones a largo plazo, ya que la economía de los países tiende a crecer, y aunado a esto, los precios de las acciones suben también. Considero que practicar el “timing” es más riesgoso, pues es entrar y salir rápidamente del mercado, es decir, en un corto plazo, comprar y vender acciones para obtener una utilidad por el diferencial de precios. Si piensas invertir a largo plazo, te recomiendo analizar bien en que empresas vas a invertir, cuál es el desempeño de su sector en general, qué tan saludable es la empresa; ayúdate con los estados financieros de éstas.

Para la renta fija, existen empresas calificadoras de riesgo como lo son; Standard & Poor’s , Moody’s y Fitch, quienes califican con letras y números  el riesgo de crédito y de mercado, es decir, qué tan probable es que no te paguen por incumplimiento (default), pues por más de que la empresa quiera pagarte, sino tiene el dinero no podrá hacerlo.

La AAA es la calificación más alta, es decir, la que te muestra la mayor seguridad de pago y de ahí para abajo hasta llegar a la escala especulativa y terminar con la letra C o D, en las cuales corres el mayor riesgo de insolvencia.

CALIFICACIÓN CREDITICIA
Riesgo de CréditoMoody’sStandard and Poor’sFitch Ratings
Grado de Inversión   
La más alta calidadAaaAAAAAA
Alta CalidadAaAAAA
Medio superiorAAA
MedioBalarBBBBBB
No Grado de Inversión   
Baja MediaBaBBBB
Bajo GradoBBB
Pobre GradoCaaCCCCCC
EspeculativaCaCCCC
Sin Pagos / QuiebraCDC
En defectoCDD

Nota: La tabla es solamente ilustrativa, pues aunque es lo más semejante a la real, le faltan números y signos (+ y -) que indican un mayor o menor grado dentro de ella.

“Quien invierta en acciones no debería estar demasiado preocupado por las erráticas fluctuaciones en los precios del valor, puesto que a corto plazo el mercado de acciones se comporta como una máquina de votar, pero a largo plazo actúa como una báscula”
Benjamin Graham.
Padre del value investing

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *